Stabilo Aula

Estrategias de organización cognitiva para trabajar la escritura creativa: las autoinstrucciones

Nada gusta más a un niño de tercero a sexto de primaria que la visualización de una historia sorprendente. Si además puede escribir, pintar y disfrutar con su material, la motivación será mucho mayor. Proponemos una divertida y pedagógica actividad fundamentada en las autoinstrucciones para mejorar la escritura creativa.

La autoinstrucciones están diseñadas para organizar el pensamiento y poder resolver tareas de manera autónoma. Además, ayuda a interiorizar los procesos mentales que nos guían para realizar una actividad simple o compleja. Es importante enseñar a nuestros alumnos, a partir de una actividad propuesta, cómo vamos a proceder y así, ellos pueden focalizar su atención en lo importante para hacer la tarea.

Existe un proceso de autoinstrucciones general que puede aplicarse a cualquier tarea. Este proceso se inicia con el análisis por parte del alumno de la actividad y las estrategias personales con las que cuenta:

1ºAutointerrogación: El alumno se pregunta qué debe hacer, si lo ha entendido, qué le preguntan y qué datos tiene para trabajar. “¿Qué debo hacer, ¿cómo…?”

2ºAnálisis de las tareas: A continuación, deberá preguntarse en qué centrar su atención, analizar lo que ha hecho hasta el momento y pensar qué debe hacer para avanzar.

3ºAutocomprobación: Este es una fase fundamental. Nuestro alumno debe parar para evaluar si va por el camino correcto, si está haciendo todo lo que debe y si lo hace bien.

4ºAutorefuerzo: Es importante enseñar a nuestros alumnos que deben valorarse positivamente cuando encuentren errores y los corrijan o que estén siendo capaces de perseverar en la tarea. Por ejemplo:”¡he descubierto el error y lo he corregido!”.

A continuación, presentamos la aplicación de esta estrategia cognitiva en una actividad que podemos desarrollar en dos sesiones de clase. La denominaremos AUTOINSTRUCCIONES PARA DESARROLLAR LA ESCRITURA CREATIVA A PARTIR DE LA VISUALIZACIÓN DE UN CORTO. Primero, deberíamos iniciar nuestra sesión presentando una actividad con entusiasmo que potencie su imaginación.

Pediremos a nuestros alumnos que tengan encima de la mesa de forma ordenada lápices, goma, colores y la libreta.

En la libreta, escribirán un título: “Notas para mi historia…”. El título deberá ser llamativo, porque esta parte de la actividad es muy importante. Deberán apuntar detalles o ideas que les parezcan importantes al finalizar la historia. Durante el visionado, no.

Seguidamente, visualizarán un corto animado. Existen muchos en las redes actualmente. Facilitamos esta dirección de YouTube con cortos para alumnos de primaria, pero puede realizarse la actividad con cualquier otro corto adaptado a su edad.

Antes de visualizarlo vamos a explicar el recurso de las AUTOINSTRUCCIONES. Esta estrategia didáctica es muy útil para los niños con dificultades de atención. Pero es una manera de trabajar que organiza el pensamiento para la mente y las acciones que nuestros alumnos van a realizar y es muy efectiva para todo el alumnado.

Explicaremos qué vamos a hacer al terminar de ver el corto y les daremos los “trucos” para escribir su historia. Aunque todos ven la misma, la interpretación creativa de cada uno de ellos, en ocasiones, sorprende.

AUTOINSTRUCCIONES 1 para iniciar el redactado de la historia hay que tener claro:

  • ¿Quién?
  • ¿Qué?
  • ¿Cuándo?
  • ¿Dónde?
  • ¿Por qué?

Pediremos a nuestros alumnos que contesten estas preguntas oralmente y en orden y que, con las respuestas, escriban la historia. Podemos optar por que no responsan a la última pregunta y que lo hagan solo por escrito para fomentar la originalidad de las historias.

Para ello, les facilitaremos “PALABRAS GUÍA” e instrucciones que deben usar:

  1. PALABRAS GUÍA DE PRINCIPIO. Había una vez… Hace mucho tiempo…, Al principio de nuestra historia…
  2. PALABRAS GUÍA DE PUNTO Y APARTE. Más adelante… Otro día…Después…, entonces…, también…
  3. PALABRAS GUÍA DE FINAL. Al final…,todo acabó…,

Para redactar correctamente su historia, deberán tener en cuenta las siguientes AUTOINSTRUCCIONES 2:

  1. Pienso en una buena frase de inicio de mi historia.
  2. Inicio las oraciones en mayúscula y separo las palabras.
  3. Escribo con buena letra y encima de la línea.
  4. Escribo punto después de cada oración.
  5. Escribo el segundo párrafo utilizando las PALABRAS GUÍA.
  6. Acabo el texto con una de las PALABRAS GUÍA DE FINAL.
  7. Releo mi historia y la corrijo.

Estas auto instrucciones nos servirán para elaborar fácilmente nuestra RÚBRICA de AUTOEVALUACIÓN.

  • He pensado en una buena frase de inicio de mi historia.
  • He iniciado las oraciones en mayúscula y he separado las palabras.
  • He Escrito con buena letra y encima de la línea.
  • He escrito punto después de cada oración.
  • He escrito el segundo párrafo utilizando las PALABRAS GUÍA.
  • He acabado el texto con una de las PALABRAS GUÍA DE FINAL.
  • He releído mi historia y la corrijo.

Una vez finalizada la actividad, los niños podrán leer el texto en clase a sus compañeros. Se podrán apreciar diferencias significativas en las historias derivadas de su percepción de los detalles, de la imaginación y la creatividad que han aportado a la historia.

 

Sobre la autoría:

Verónica Méndez Pardo es colegiada del Colegio Oficial de Pedagogos y Psicopedagogos de la Comunidad Valenciana.