Stabilo Aula

La escritura creativa

Romper con la rigidez del libro de texto significa introducir en el aula cientos de aprendizajes que permitan que los niños y niñas desarrollen sus talentos mientras entrenan sus capacidades. Como creadora del método ApV (aprendizaje para la vida), creo fundamental el hecho de incluir en nuestras clases tareas y proyectos que permitan que el alumnado adquiera competencias, herramientas, destrezas y valores para enfrentarse a los problemas reales del mundo y ser capaces de transformarlos a mejor. Potenciar proyectos que les hagan emitir juicios de valor, empatizar con sus iguales, ser partícipes de tareas que conllevan acción social, que implican experimentación y aprendizaje con mucha práctica y poca teoría. Proyectos en los que se incluye a toda la comunidad educativa, favoreciendo la aportación de aprendizajes importantísimos que nos vienen desde fuera del colegio y que son grandes fortalezas para la escuela.

Como sabemos, la escuela debe hacer que brillen todas las estrellas que hay en ella y, evidentemente, por apuntes no se puede enseñar a vivir ni incluir todas las capacidades e inteligencias que tienen nuestros niños y niñas. Es por ello por lo que, si trabajamos por talleres competenciales enlazados a proyectos en lugar de por áreas, estaremos consiguiendo una formación integral del niño y la niña, motivándoles y permitiendo que se enamoren de su escuela, porque es suya y no nuestra.

Dentro de esos talleres podemos incluir tareas que potencien la escritura creativa. Sabemos que escribir es una de las cosas que más trabajo cuesta a los niños y niñas, pero al mismo tiempo es una herramienta necesaria y útil para todos los aprendizajes de la vida. Poder escribir va más allá de copiar o hacer ejercicios mecánicos. El arte de la escritura es una de las tareas que permite derrochar mayor creatividad porque posibilita expresar ideas, pensamientos, sentimientos o aventuras desde la imaginación, permitiendo potenciar la originalidad y la creatividad desde muy temprana edad.

Uno de mis talleres competenciales preferido es el de la escritura creativa. En este taller el objetivo principal es que el alumnado desarrolle la creatividad a través de la escritura. Para ello, es importante que le dejemos tiempo para pensar, que no nos centremos en corregir la ortografía de los textos que producen, que les permitamos libertad en la temática, la extensión, los gráficos, dibujos o la utilización de bolígrafos de colores.

En edades muy tempranas, también podemos utilizar cuadernillos que les inicien en la escritura creativa y les vayan dando pautas para seguir avanzando en el desarrollo de la escritura en edades superiores.

A continuación, voy a presentar cinco actividades que podemos desarrollar en el taller de escritura creativa.

  1. Fabricar un libro de bolsillo y redactar historias o hacer un cómic.

Fabricar un libro de bolsillo es una actividad que les gusta mucho porque con un folio pueden elaborar un pequeño libro en el que luego escribirán historias inventadas, cuentos o crearán su propio cómic con pequeñas viñetas. Una vez terminado el libro de bolsillo, diseñarán una portada en la que podrán escribir el título de su libro y decorarlo con bolígrafos diferentes colores.

  1. Inventar un cuento por equipos utilizando los dados history cubes.

Por grupos de tres o cuatro alumnos, jugarán a lanzar los dados history cubes siguiendo un turno de jugada. Cada niño tendrá que continuar la historia inventada por su compañero, pero teniendo en cuenta los dibujos que le han salido al lanzar sus dados. Una actividad que pone en juego la creatividad grupal. Al terminar de jugar, cada niño tendrá que redactar los fragmentos de texto que ha inventado para formar, entre todos, un cuento que podrán intercambiar con otros equipos. En esta actividad podemos asignarle un bolígrafo de un color diferente a cada componente del equipo. Así, no sólo diferenciaremos la parte del texto que ha inventado cada niño, sino que el texto final quedará más bonito y atractivo para los lectores.

  1. Concurso de pequeños escritores y poetas.

Dejando libertad para escribir en prosa o verso, cada niño redactará un texto de la temática y extensión que prefiera. Los textos serán escritos de forma anónima. Una vez finalizados, se intercambiarán entre compañeros. Cada texto será intercambiado tres veces y cada vez que se intercambie, el compañero que lo lea deberá otorgar una calificación al texto que ha corregido. Para ello, se emplearán bolígrafos de diferentes colores. Una vez que hayan intercambiado los textos durante tres rotaciones, cada niño recibirá su texto y hará la media de las tres calificaciones obtenidas por las puntuaciones recibidas por sus compañeros.

  1. Escribir cartas a niños de otros colegios, a niños hospitalizados y a residencias de ancianos.

Cada niño escribirá tres cartas, una a un niño de otro colegio, otra a un niño hospitalizado y otra a un anciano de una residencia de mayores. En las cartas, además de mensajes de ánimo, cariño… podrán escribir cuentos inventados, recomendarles una receta de cocina, redactarles un poema… Los sobres de las cartas los podrá diseñar el alumnado. Para ello, podrán utilizar diversos materiales y lápices, rotuladores o bolígrafos de colores.

  1. Inventar teatros y cuentos para ir a contarlos por las clases, a niños hospitalizados y a residencias de ancianos o centros de personas con diversidad funcional.

Después de plantear algunas tareas individuales y en pequeños grupos, os voy a presentar una tarea en gran grupo. Entre todos los compañeros y compañeras de la clase pueden inventar un teatro o cuento que después redactarán utilizando un bolígrafo de cada color para cada personaje del teatro o cuento. De este modo será más fácil aprenderse el texto a interpretar por cada actor o actriz. Una vez aprendido el texto, se ensayará la dramatización y, disfrazados o utilizando marionetas, irán por las clases, el hospital y la residencia de ancianos interpretando su teatro inventado o realizando un cuentacuentos con marionetas.

Todas estas actividades y otras pueden encontrarse en mi libro Aprender pensando que juegan. Pienso que cada uno de nosotros y nosotras tenemos un pequeño escritor dentro.

 

Lourdes Jiménez García es es la ganadora del ‘Premio Educa Mejor Docente 2019’ en la categoría de Educación Primaria.