fbpx

Factores que limitan la escritura de los niños

Así como hay muchos recursos, consejos y técnicas que pueden lograr mejorar considerablemente el proceso de aprender a escribir, también es cierto que hay diversos factores que pueden resultar perjudiciales para los niños a la hora de completar esta tarea.

Factores que limitan la escritura de los niños

Si no se detecta a tiempo cuáles son los factores que están perjudicando el proceso de aprendizaje, el niño perderá confianza y, por lo tanto, su escritura se verá afectada. A continuación, te presentamos algunos de estos factores:

  • Renglones: Cuando las habilidades motoras aún no se encuentran desarrolladas en un punto en el que el niño es capaz de controlar sus movimientos cuando realiza trazos para formar letras, obligarlo a escribir entre renglones puede resultar una tarea muy difícil de completar. También le distraerá de lo que importa en la primera fase de aprendizaje de la escritura: que escriba de manera fluida, automatizada y legible en lugar de escribir correctamente las palabras.
  • Control exagerado sobre la caligrafía de los niños: Si al niño se le exige que, por ejemplo, todos los puntos de unión de las letras se encuentren perfectamente trazados, o que los círculos o medios círculos de ciertas letras sean completamente redondos, le agregará presión innecesaria en cuanto a su escritura.
  • No enfocarse en los movimientos: Para lograr una escritura correcta, los movimientos que hace la mano son esenciales. Por lo tanto, si en la primera fase de aprendizaje de la escritura existe un mayor énfasis en lo que se plasma en el papel en lugar de los movimientos correctos necesarios para escribir, adoptarán malos hábitos de escritura que costarán mucho corregir en el futuro.
  • ¿Diestro o zurdo?: Si ya se ha comenzado el proceso de enseñanza de la escritura y alguno de los niños aún no se siente seguro con cuál de las manos puede desempeñar mejor la actividad, supone un problema porque se habrá retrasado en relación a sus compañeros que ya lo tenían claro y han comenzado a desarrollar las habilidades necesarias para escribir. Para ayudarlos a descubrir cuál es su mano predilecta puedes realizar actividades tan sencillas como pedirles que lancen una pelota o se cepillen los dientes y observar con qué mano lo hacen.
  • Agarre incorrecto del lápiz y postura incorrecta al sentarse: Si los dos pies no están posados firmes sobre el suelo, la espalda recta y ambos brazos sobre el escritorio significa que el niño no se encuentra en la posición adecuada para escribir y esto afectará su rendimiento. De igual manera, si el lápiz no se sujeta con el dedo pulgar y el medio con apoyo del índice significa que el agarre tampoco es el adecuado y que la consecuencia de esto puede ser cansancio, dolor o incluso calambres en los niños al escribir.

Para enseñar a escribir de manera correcta se necesita poner especial atención en cada detalle por más mínimo que sea, y así lograr minimizar los efectos negativos de cuestiones que se pueden detectar e incluso eliminar. Si además de poner atención a los aspectos ya mencionados el profesor ofrece material didáctico para enseñar a escribir las probabilidades de que los niños aprendan esta habilidad indispensable aumentan considerablemente.

Artículo realizado con información del Schreibmotorik Institut: http://www.schreibmotorik-institut.com/index.php/en/facts-tips/expertise/513-learning-to-write-what-s-in-the-way