La importancia de una buena escritura a mano y la intervención del maestro

La falta de perfección en la habilidad de la escritura a mano durante los años escolares a menudo puede conllevar efectos negativos de gran alcance, tanto en el éxito académico como en la autoestima. Así lo afirma el estudio realizado por Katya Polen Feder, Doctora en Rehabilitation Science y profesora adjunta en la Universidad de Ottawa, y por Annette Majnemer, Doctora en Neurología y Neurocirugía y vicedecana de educación en la Facultad de Medicina e investigadora del Centro para la Investigación Interdisciplinaria en Rehabilitación de Montreal.

La mala escritura puede estar relacionada con factores intrínsecos o extrínsecos. Los primeros hacen referencia a las capacidades reales del niño en relación a la escritura a mano, y los extrínsecos se refieren a factores relacionados con componentes ambientales, biomecánicos o ambos. Los resultados de las pruebas para la mejora de la escritura a mano de este estudio indican que estas dificultades no se resuelven sin la intervención del maestro y afectan entre el 10 y el 30% de los niños en edad escolar. Pero ¿por qué es importante tener una buena escritura?

La escritura es un ingrediente para lograr éxito en la escuela ya que los niños pasan entre el 31% y el 60% del tiempo en clase realizando trabajos de escritura a mano junto a tareas de motricidad fina. De hecho, según este estudio, la motricidad fina, pero también la manipulación con la mano, la propiocepción (es decir, el estímulo que informa al organismo de la posición de los músculos), la percepción visual y la percepción sensorial de los dedos son habilidades necesarias para una escritura correcta.

La escritura que es ilegible puede crear una barrera para conseguir otras habilidades de orden superior, como, por ejemplo, la ortografía. Para combatir este problema es importante que se evalúe el rendimiento de la escritura a mano. El artículo indica que hay que utilizar una herramienta válida, confiable y estandarizada, como por ejemplo el enfoque ecléctico. Este enfoque, según el Dr. Roberto Gagné, psicólogo norteamericano, consiste en un sistema organizado de información, con estudios de condiciones previas, procesos y resultados del aprendizaje, combinado con la observación en el aula y la consulta del niño con el maestro.

El estudio de las Dras. Feder y Majnemer relacionado con la mejora de la escritura a mano sugiere que la ayuda es efectiva. Algunos estudios realizados con terapeutas pediátricos, como cita el estudio, concluyeron que la intervención en los niños mejoró tanto el rendimiento de la escritura como en las habilidades visomotoras y la manipulación manual.

Finalmente, el estudio indica que la escritura a mano sigue siendo una habilidad esencial tanto dentro como fuera del aula, a pesar del del uso generalizado de dispositivos tecnológicos. Por eso se debe prestar mayor atención a la habilidad de la escritura de los niños cuando están en desarrollo, especialmente los de alto riesgo con situaciones como dislexia, TDAH, etc.

 

Fuente: Publicación basada en el artículo ‘Handwriting development, competency, and intervention’ https://onlinelibrary.wiley.com/doi/epdf/10.1111/j.1469-8749.2007.00312.x