Stabilo Aula

¡Juguemos al restaurante!

La animación a la lectoescritura y los recursos literarios

La lectura es imprescindible: es la llave que abre la puerta al conocimiento. Por otro lado, ¿para qué escribir? Porque es un proceso que sirve para darle forma a lo que se siente, se piensa, se observa, se sabe.

La profesora Aide Carolina Barbosa Cruz, en el libro Talleres de Animación a la Lectoescritura (Editorial de la infancia), impulsado por AMEI-WAECE (la Asociación Mundial de Educadores Infantiles), y patrocinado por STABILO Aula, nos da algunas claves para entender, realmente, lo importante que es el proceso de leer y escribir.

María Verónica San Martín nos presenta un taller sobre cómo animar a los más pequeños a la lectoescritura para que desarrollen de la mejor manera su formación integral. Para todo ello, expone una serie de actividades para trabajarlo:

JUGUEMOS AL RESTAURANTE

  • Propósito: Elaborar textos funcionales que permitan una interacción práctica basada en la lecto-escritura, en un lugar determinado.
  • Recursos: Comida, accesorios para la dramatización del juego: gorros, caja registradora, manteles, platos, vasos, mobiliario, etc.
  • Actividad: Crear un restaurante. Fases:
  1. Establecer los roles de uno de los integrantes. Ej. María será cocinera, Fran será camarero…
  2. Elaborar letreros de “BAÑO”, “COCINA”, CAJA”…
  3. Preparar la carta del menú.
  4. Preparar el ambiente (colocar las mesas, disponer los letreros) y preparar la comida para ya… ¡Empezar a jugar al restaurante!
  • Logros a observar: Durante el juego, usara la lectura y la escritura como formas básicas de funcionalidad del restaurante escribiendo los pedidos, leyendo los letreros, los menús o escribiendo las cuentas, etc. Se realiza un uso de lectoescritura, la reproducción de grafías, la comprensión de textos, y la participación en juegos dramatizados.

 

EL ABCDARIO

  • Propósito: Reconocer significativamente las letras del alfabeto y relacionarlas de acuerdo a su estructura (sonido, posición, forma) con nombres de objetos, personas o sucesos, en un acercamiento formal al proceso de lectoescritura.
  • Recursos: Tabla con las letras del abecedario, cartulinas, revistas y diarios que contengan varias ilustraciones.
  • Actividad:
  1. Presentar a los alumnos una tabla con todas las letras del abecedario, para que más tarde escriban su nombre.
  2. Con la letra con la que empieza su nombre, cada alumno buscará más palabras que la tengan al principio. Las escribirá y después las irán leyendo a los demás.
  3. Coger las revistas o diarios que han facilitado, y buscar en ellas imágenes de animales, cosas de la casa, flores, alimentos, ciudades o lugares, que empiecen por la letra con la que empieza su nombre.
  4. En una cartulina, hacer el resumen final con: la inicial de su nombre, su nombre, y las imágenes que han encontrado en los recortes con su nombre debajo. Se puede ver de forma clara en la siguiente imagen:

  • Logros a observar: reconocimiento de las letras por sus nombres, asociación entre sonido y grafía, reproducción adecuada de grafías, trabajo en equipo.

 

DIARIO DE GRUPO

  • Propósito: A través de la escritura de experiencias cotidianas en las aulas, llevar a cabo un diario grupal que permita, aparte de retroalimentar las actividades, narrar sucesos, compartir opiniones…
  • Recursos: Un cuaderno.
  • Actividad:
    • Presentar al grupo “Nuestro diario’”, explicando su utilidad, su estructura y la organización que el grupo tendrá para escribirlo. Nos servirá para redactar en él todo lo que sucedió en el día, así recordaremos qué hemos hecho, qué aprendimos, nuestros gustos y lo que se nos dificultó para poder hacerlo o mejorarlo.
    • Estructura: Este cuaderno será nuestro diario, hay que escribir la fecha para no confundir los días, es necesario también escribir todo lo que recuerden, en forma ordenada (sus padres les ayudarán) pero deben estar muy atentos para recordar lo que sucedió. Deben también identificar la página que escribieron con su nombre para que llevemos una relación de quién ya participó y quién falta.
    • Organización: Cada uno se llevará el diario a casa y escribirá. Pueden ponerle dibujos si les gusta o decorarlo para que sea bonito. Al día siguiente, leeremos lo que escribieron y podemos comentar y completar si falta algo.
    • Facilitar un espacio de tiempo, para que expresen sus ideas del día, sus anécdotas o planeen algo para hacer durante la mañana de trabajo. Escribir acuerdos y conclusiones en el diario.
  • Logros a observar: Capacidad de narración y descripción escrita de cada alumno, exposición de emociones, sentimientos, sugerencias, planificación, interés en la actividad, memoria, lógica.

Todas estas actividades harán que los pequeños descubran la importancia de la lectoescritura y su correcto aprendizaje a través de un juego divertido y simple y les ayudará a maximizar su desarrollo.

Banner fichas producto

stabilo

Prueba biográfica del usuario